Fuera de mí, en mí

publicado en: Prosa Poética | 0

06 de Febrero de 2012

Ahondo en lo profundo de mi ser, intentando rescatar a mi corazón de la nada que le abruma, y te encuentro allí, en un rincón de mi, oculto tras la desilusión.

Me pregunto qué siento y el fuego se aviva en mis entrañas, el amor lo incendia todo, se consume a sí mismo y renace. Incansablemente.

Reconozco en mis manos las caricias que se mueren por procurarte, en mis labios los besos que me aguanto y en mi garganta los te quiero que aprisiono, los que me ahogan.

Nunca volveré a encontrar a nadie a quien desear amar tanto como a ti. Nunca podré quererte, nunca dejaré de hacerlo.

Oteo en el horizonte, lejano e inalcanzable, la posibilidad de ser tuya un instante, otro instante, y mis ganas se crecen cada día y mis ganas perecen cada día. Porque no te tengo, porque no me tienes.

Me quedo en mi superficie a la espera de ti, mientras otros cuerpos rozan mi cuerpo, mientras otros sentimientos apaciguan los míos.

De pronto tú me miras y algo cruza mi pecho partiéndome en dos, lo que soy brota de la herida que dejas, lo que soy capaz de ser, lo que soy capaz de dar asoma al mundo y te busca.

Me sumerjo en mí y descubro que te amo… porque no hay nada que desee más que amarte.